Vickie

Vickie

Los extravíos de un corazón enamorado...

Extravios amorosos

Adolece mi alma de extravíos amorosos buscando en laberintos sin salida la liberación porque entre el tenerte y ansiar tenert...

martes, 15 de septiembre de 2009

Encuentro conmigo misma


Busqué encontrarme conmigo
con ese ser que soy,
estar conciente dónde estoy,
para encontrar mi camino.
***
Volví a ver a esa niña
que un día material fuí,
a ella le hablé de mí
que a mi lado siempre camina.
***
Quise rescatar sufrimientos,
soledades, desamores,
desalientos, sinsabores,
en sus ojos ví tormentos.
***
Anhelé decirle con fervor,
¨ Dios te acompaña, no temas,
él aliviará tus penas,
él te abraza con amor ¨.
***
Lloré en ese encuentro
rescaté esa niña atormentada,
que con inocente mirada
emitía tristes lamentos.
***
Ví ese cuerpo infantil
arrojarse a mis brazos,
con el corazón en pedazos,
diciéndome con voz febril:
***
¨Esperaba tu llegada,
¡ te habías tardado !,
las cadenas has quitado,
mi alma ha sido liberada¨.
***
Con sinceridad he prometido
a esa niña interior,
siempre le daré amor
¡ como nunca lo ha tenido !
***
Vicky E.Durán
Poema del 2003

6 comentarios:

JOTACET dijo...

-QUERIDA VICKIE: HERMOSO LEERTE Y ORGULLOSO DE SER TU AMIGO, FRIJOLITO DE NÁCAR, TE FELICITO.
BESOS A LA NIÑA QUE ERES INTERIORMENTE
JOTACET

Guirroma dijo...

VICKI,O NIÑA VICKY,EXTRAORDINARIO POEMA DE RESCATE DE ESA NIÑA QUE AUN VIVE EN EL INTERIOR DE TUS SENTIRES.
MI NIÑO INTERIOR SE SIENTE MUY FELIZ.
Y OJO,QUE EXTORIROMETE SIGO SIENDO ESE NIÑO.

catalinaladivina dijo...

Es bueno volver a mirar a esa niña interior y darle el amor que necesita.Muy bello tu poema¡Un abrazo Vickie!

normy dijo...

MUY TIERNO ENCUENTRO VICKIE

ABRAZOS:)

Francisco Javier dijo...

Que hermoso y encantador poema, lo has relatado muy bien, gracias por tu comentario, fue un placer visitarte, estaremos en contacto, hasta pronto.

Jorge Arié Cravioto dijo...

Mi querida Vicky que hermoso poema. Siempre es saludable reecontrarse con el niño (a) que se lleva dentro, es muy tierna y enigmática a la vez la introspección que nos lleva en el tiempo a esa niñez tan nítida, clara y transparente que no conoce de penas, ni sufrimientos de la vida y del amor acumulados en su devenir. Hay veces que quisiera ser uno ese niño de alma pura que vive su realidad concreta con la inocencia de su edad. Gracias mil mi querida amiga por tus palabras en el blog y sí cierto, somos seres de luz que nos da a veces por empañar su esplendor como locos que no entendemos su fulgor eterno. Gracias mil. Un beso para ti.
Jorge Arié